• Más de 200 millones de mujeres y niñas son víctimas de esta práctica en 30 países.
  • UNAF dirige diversos proyectos de sensibilización contra la MGF.

Julia Pérez con el Premio Pávez a MariamaMariama, corto documental producido por la Unión de Asociaciones Familiares (UNAF) bajo la dirección de Mabel Lozano, ha sido galardonado con el Premio Pávez al Mejor Corto Documental. La producción, que recibió la distinción el pasado sábado en el Festival Nacional de Cortos de Talavera, centra su foco en la mutilación genital femenina (MGF), una práctica reconocida internacionalmente como una forma de violencia de género y una vulneración de los derechos humanos.

La cinta, estrenada el pasado año, narra en primera persona la historia de Ibrahim Bah y las dificultades a las que tuvo que hacer frente para salvar a su hija de la mutilación genital femenina en su Guinea-Conakry natal. Según explica Ascensión Iglesias, presidenta de UNAF, “el principal logro de este corto es que un hombre africano se posicione, delante de una cámara, contra una práctica que responde a un mandato patriarcal para el control y la dominación de las mujeres”. Ahora, el ejemplo de Ibrahim para otros hombres de su comunidad ha sido reconocido con el Premio Pávez.

UNAF recuerda que, según datos de UNICEF, la MGF afecta a más de 200 millones de mujeres y niñas en 30 estados; no solo en África, sino también en algunos países de Asia como Indonesia, Malasia, Pakistán o la India, o en América Latina y en comunidades de América Central, sur de Brasil y Colombia. A ello se suman, como consecuencia de los flujos migratorios, América del Norte, Oceanía y Europa, donde se estima que 500.000 mujeres y niñas han sido mutiladas.

Con el objetivo de poner fin a esta tradición que atenta contra la salud y la vida de las mujeres y las niñas, UNAF trabaja en la prevención y la sensibilización desde el año 2011. Para ello, la asociación cuenta con el apoyo del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, con el que desarrolla un programa para sensibilizar a profesionales y a población migrante. Asimismo, ha desarrollado un proyecto de transferencia de conocimiento y buenas prácticas en Guinea Bissau financiado por el Ministerio de Asuntos Exteriores. Y ha contado con el apoyo de entidades como Banco Santander o  la Obra Social “La Caixa”, cuya financiación permitió hacer del proyecto Mariama una realidad.

El Premio Pávez al Mejor Corto Documental es un importante reconocimiento a nuestro trabajo pero sobre todo una gran oportunidad de concienciar al público general sobre el daño que causa la mutilación genital en las mujeres y las niñas, de movilizar a la ciudadanía y de mostrar a través del ejemplo inspirador de Ibrahim que es posible acabar con esta práctica”, asegura la presidenta de UNAF.

 

Por su parte, Mabel Lozano, muy implicada en este proyecto, recuerda que “convivimos con comunidades de otros países, vivimos en un mundo sin fronteras y me preocupa mucho lo que ocurre a niñas y mujeres de cualquier parte del mundo. A través de Mariama, del cine, del arte, acercamos una realidad que está frente a todos nosotros, siendo además un potente vehículo para la transformación social”.